El Captagon, la droga que consume el ISIS

Miembros del Estado Islámico producen y consumen una anfetamina fabricada clandestinamente entre las fronteras de Líbano y Siria.

Secuestraron dos toneladas de Captagon a bordo de un avión de privado que pertenecía a un príncipe saudita en el aeropuerto internacional de Beirut. Es la droga de uso común entre los yihadistas del Estado Islámico.

Este estimulante, es de alto consumo en Medio Oriente,  produce ausencia de dolor y de empatía. Suele emplearse de manera oral aunque también inyectarse. Es un estimulante sintético desarrollado en la década de 1960 para tratar la hiperactividad y la narcolepsia; pese a ser prohibida en los ’80 se elabora clandestinamente en Líbano, Turquía  inclusive hasta en Siria.

Numerosos reportes indicaron que el ISIS recurre a menudo a dicha anfetamina, porque aumenta la fortaleza física en la batalla, les proporciona insensibilidad y bajo estos efectos los yihadistas llevan a cabo decapitaciones, torturas e inmolamientos.