Triunfo de la oposición en Venezuela

Tras 17 años el pueblo venezolano eligió ayer un cambio y le dio a la oposición una gran cantidad de escaños en la Asamblea Nacional.

Asamblea_Nacional_de_Venezuela_(elecciones_2015).svg

Pese a las amenazas, a los múltiples intentos de conservar el poder, el pueblo volteó la espalda a Nicolás Maduro y dio a la oposición gran parte de escaños de los 167 en juego. Resultados que revierten drásticamente el estado actual de la Asamblea Nacional donde el gobernante del Partido Socialista Unido de Venezuela –PSUV- contaba con mayoría parlamentaria desde su creación en el año 2000.

En los días previos los sondeos auguraban una diferencia ajustada, con una participación del 74,25 %, los resultados evidencian la brecha existente entre la oposición y el oficialismo, que conserva la presidencia y mantiene el control sobre todo los poderes del Estado.

La victoria es también un brindis a la unidad. Por primera vez, todas las formaciones opositoras confluyeron bajo un mismo paraguas, el de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), un crisol de partidos políticos que van desde el centro izquierda hasta la derecha más conservadora y que ha conseguido sobreponerse a los amedrentamientos y las trabas que, durante años, le ha impuesto el Gobierno.

Maduro reconoció la derrota. “No es tiempo de tristeza, es tiempo de luchar”, sostuvo anoche cuando finalmente se conocieron los resultados. No obstante la derrota puso en jaque el poder que gozaba en el Parlamento, esta vez tendrá que convivir con una mayoría opositora que nunca vivió el chavismo.