Entelequia

Reflexiones & opinión

“El país que más ama el fútbol”

Haití no pudo superar la primera fase de la Copa América Centenario en Estados Unidos pero el premio “satisfacción” se lo llevó por participar en un certamen de fuste internacional. Rodar la pelota es un consuelo y alegría tras el devastador terremoto ocurrido el 12 de enero de 2010.

files

La República de Haití es un país localizado en las Antillas, al occidente de la isla La Española. Una población que supera los 10 millones de habitantes, sumida en la pobreza y la crisis. Posee un territorio sismológicamente activo que registra varias catástrofes en la historia, la última, 7°  escala Richter. Pasaron 6 años y todavía sufre las consecuencias. “Necesitan que la gente encuentre trabajos que sean capaces de resolver sus medios de vida, necesitan mejorar la salud. Son tantas las necesidades que tiene Haití que es necesario el trabajo continuado y durante mucho tiempo,” aseguró Santiago López referente de la Cruz Roja, una organización que aún trabaja para la recuperación del país.

Describir el momento se hace muy difícil, el pánico invade las calles, las pérdidas materiales y humanas fueron inevitables. Todo es incontrolable. Para Luis Carazas, periodista peruano que trabajó eventualmente para un canal infantil, relatar su experiencia fue una lucha constante contra el inconsciente que lo protege desde aquel día. Estuvo a punto de perder una de sus piernas a causa de las lesiones padecidas.

 “El piso se movía como si fuera de agua, como formando ondas, y el edificio se tambaleaba. No pudimos sostenernos más de pie y mientras caíamos al piso, caía también la pared de uno de los lados del edificio. Al desplomarse quedó sin apoyo una pared interior, la que nos cayó encima. Se levantó mucho polvo. Solo que como la pared exterior ya no estaba, el polvo salió por allí y nos dejó respirar, sino hubiéramos muerto asfixiados. La señora de la salita de estar estaba completamente debajo de la pared. Yo no me percaté que había muerto de inmediato porque no la veía, estaba toda cubierta,” expresó Carazas.

haiti

El desastre fue general, muchos países crearon campañas de colaboración y socorro. Año tras año un país sumergido en la pobreza luchó por la recuperación y su único refugio fue el fútbol. Ver a su selección participar en la Copa América Centenario 2016 les da una luz de emoción, al menos como para sonreír en dos tiempos de 45 minutos. “El fútbol no es un deporte en Haití, es una enfermedad en nuestro país, que es el país del mundo que más ama el fútbol,” aseguró en conferencia de prensa Richard Adrien, manager de la selección haitiana y agregó: “Con la situación que tenemos, ver a la selección aquí, compitiendo con las mejores, ayuda mucho a la gente, le da una esperanza.”

Un ejemplo de superación

DeportistasHaiti_DanielIbanez_CNA_10012015

Wilfrid Macena, Makenson Pierre y Sandy Luiseme sufrieron la amputación de una pierna a raíz del terremoto. Pero el amor por el fútbol es más fuerte, lejos de desanimarse por las limitaciones  crearon un equipo llamado: “Zaryen” (“Tarántula” en haitiano) que juega en la capital, Puerto Príncipe.

En enero de 2015, participaron en la ciudad de Roma en un partido contra un equipo local en conmemoración del desastre. El evento tuvo como objetivo recaudar fondos y donaciones para la reconstrucción de edificios y la ayuda a las primeras necesidades de los ciudadanos. Participaron las Cáritas de todo el mundo, así como la propia Santa Sede. Ellos fueron responsables de levantar las construcciones de edificios históricos y templos, además representaron un ejemplo para subir el ánimo de su país.

En principio jugaron con muletas pero gracias a los Caballeros de Colón, una sociedad de beneficios fraternales católica masculina, y la Universidad de Miami a través del Proyecto Medishare los tres jóvenes recibieron un plan de rehabilitación más una prótesis para poder llevar adelante una vida normal.

Este proyecto contó con el aporte de 1,7 millones de dólares a través de médicos especialistas de MediaShare y los Caballeros de Colón con el cual se ejecuta el programa con haitianos contratados para trabajar en la fabricación de prótesis y rehabilitación. Más de mil personas recibieron una prótesis y alrededor de 30.000 los servicios de rehabilitación.

Para los haitianos el fútbol es una escapatoria de la realidad que los persigue día a día, vestida de negro y guadaña en mano, que ellos con un pelotazo fuerte al medio podrán burlarla aunque sea por 90 minutos. Luego regresar y abrazarla fríamente el resto del día con la esperanza que algún día le gritarán campeón en la cara.

reuters_2007_niño_haiti

Niño haitiano usando de arco una pila de ataudes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 17 junio, 2016 por en Deportes, Internacional, Mundo, Sin categoría, Sociedad.

Eduardo Costantini, fotógrafo

Eduardo Costantini, fotógrafo. Books, moda, catálogos, editoriales, eventos y productos. 10 % de descuento en el contrato mencionando el blog de Eduardo Pérez G. Contacto: E-mail:costantini.eduardo@gmail.com Tel: (011) 1556971889

Almacén Cooperativo

Te presentamos AlmaCoop, el nuevo sello donde nos encontraremos para acercar a productores y consumidores con la premisa del precio justo, fomentar el desarrollo de pequeñxs productores, cooperativas y empresas recuperadas. Hacé tus pedidos como siempre hasta el miércoles a las 17 hs.

A %d blogueros les gusta esto: